El ayuntamiento hace un balance positivo mientras los hosteleros los tasan con balance negativo

Más de 1,45 millones de personas han participado en los 425 actos y actividades programados por el Ayuntamiento de Pamplona durante estos Sanfermines, lo que supone un leve descenso respecto a los 1,5 millones de espectadores del pasado año.
El Ayuntamiento de Pamplona valoró de forma positiva el Balance de estos últimos Sanfermines con un descenso del 15% en las denuncias recogidas por todos los cuerpos de seguridad. Además, se ha sancionado a 14 personas, 2 más que el año anterior, por incumplir la Ordenanza del Encierro con la diferencia de que este año el número de corredores ha aumentado en un 4% respecto a 2016.
 
Durante la rueda de prensa de valoración, el alcalde ha señalado que “los Sanfermines de 2017 han supuesto la consolidación del trabajo por recuperar los Sanfermines populares y espontáneos, su faceta familiar, ahondar en su carácter participativo, por la consolidación de Pamplona como vanguardia en la lucha contra las agresiones sexistas, y por una programación extensa y de calidad que ha llegado a todos los públicos, de la edad que sean”. Asimismo ha destacado que “estamos consiguiendo un programa equilibrado, atractivo para todos los públicos y que atiende a todas las franjas de edad. Se ha hecho una apuesta por recuperar el sentido familiar de las fiestas, asegurando así el relevo generacional de San Fermines".
Además ha añadido que "es necesario seguir trabajando en San Fermín como reclamo turístico. Los datos parecen apuntar a un descenso de turistas y visitantes extranjeros” por lo que “asumimos el reto de mantener y recuperar tendencias positivas en Sanfermines" y apostar por superar la estacionalidad de las fiestas como reclamo turístico durante todo el año “que está dando su fruto: este año se han superado las 615.000 pernoctaciones, y según nos indican, el nivel de ocupación hotelera en Pamplona para el mes de agosto ronda el 90%. Son datos esperanzadores y llevamos meses trabajando en un plan estratégico de turismo para asumir los retos que tiene esta ciudad a futuro".

 

MENOS BASURA, MÁS TRANSPORTE URBANO Y SEGURIDAD
En cuanto a la recogida de residuos, las cifras señalan un descenso del 0,68%, con 1.044.420 kilos de basura, frente a los 1.051.612 kilos del año anterior. Destaca la bajada de un 25% en los residuos recogidos del barrido del suelo. El Consistorio ha repartido más de 170.000 vasos reutilizables que han supuesto no usar alrededor de 850.000 desechables.
Otros datos que pueden confirmar un relativo cambio de tendencia de la fiesta son los del transporte urbano comarcal y los de la ocupación hotelera. Pamplona ha dejado de ser un destino estacional, solo para Sanfermines, con un 2017 con un ligero descenso en la ocupación (un 84% respecto al 85% del año anterior), para convertirse en una ciudad para visitar durante el resto del verano y durante todo el año. Por el contrario, se ha incrementado en un 5% el número de personas usuarias del transporte urbano comarcal.
Estos datos contrastan con el balance de la hostelería del casco viejo que dice haber notado un gran descenso en sus locales quizás propiciado por la multitud de espacios dispuestos en zonas habilitadas para las fiestas con precios sin competencia al lado de los locales de lo viejo.
 

Tipo: